Área temática

Antecedentes

El Programa de Pequeñas Donaciones (PPD) se establece en Costa Rica, en el año de 1993 luego de la Cumbre de Río, donde se establecen a nivel internacional los principales acuerdos multilaterales de ambiente: la Convención para la Diversidad Biológica (CDB), la Convención Macro de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) y la Convención de las Naciones Unidas para la Lucha contra la Desertificación (CNUDL). El PPD es un programa corporativo del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés) que propone apoyar a los países signatarios de estos acuerdos multilaterales de ambiente mediante el financiamiento de iniciativas comunitarias que puedan articularse con programas nacionales, regionales e internacionales que visibilicen su aporte a las problemáticas mundiales.
Una de las áreas focales del GEF en las que trabaja el PPD es la de Conservación de la Biodiversidad. Al momento en que el Programa de Pequeñas Donaciones inicia sus acciones en Costa Rica, el contexto de la región mesoamericana y del país planteaba el establecimiento de corredores biológicos como una forma de proteger y conservar las áreas de riqueza biológica más importantes de Mesoamérica.

A partir del lanzamiento del proyecto Corredor Biológico Mesoamericano (CBM-CR), el PPD Costa Rica se constituyó en un socio estratégico de éste, contribuyendo a que las personas de las comunidades conocieran y se apropiaran del concepto de corredor biológico y trabajen en función de ello.  Esto se logró, mediante un trabajo de concientización y promoción en todas las regiones del país en conjunto con el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC-MINAE).
El PPD apoyó la Comisión Nacional de apoyo al CBM-Costa Rica del 2000-2005. Ante la eventual finalización del proyecto del CBM-CR en Junio del 2005, el Comité Directivo Nacional del PPD Costa Rica tomó la decisión de consolidar el Programa Nacional de Corredores Biológicos, como una línea estratégica prioritaria y válida para la protección de la biodiversidad en el largo plazo.

En el área temática de Corredores Biológicos el PPD apoya iniciativas para la conformación de los Consejos Locales como entes encargados de gestionar los CB, facilita intercambios de experiencias para lograr una mayor cohesión de las iniciativas, fortalece los consejos a nivel organizativo y productivo, y promueve estrechar sus lazos de cooperación. 

Otros proyectos han estado dirigidos a apoyar la operación Programa Nacional de Corredores Biológicos del SINAC-MINAE y el fortalecimiento de la Red Nacional de Comisiones Locales de Corredores Biológicos, dentro de la que el PPD es parte de la Comisión de Coordinación Interinstitucional.
En resumen, el PPD ha impulsado este enfoque en tres diferentes niveles: a nivel comunal, apoyando directamente a las organizaciones de base y a los Consejos Locales de CB constituidos por representantes de todos los sectores (comunidades, ONG, instituciones gubernamentales, centros educativos, etc.) y a nivel político y organizativo, apoyando el establecimiento y operación del Programa Nacional de Corredores Biológicos y de la Red Nacional de Consejos Locales de Corredores Biológicos.