Área temática

Antecedentes

El Programa de Pequeñas Donaciones (PPD) se establece en Costa Rica, en el año de 1993 luego de la Cumbre de Río, donde se establecen a nivel internacional los principales acuerdos multilaterales de ambiente: la Convención para la Diversidad Biológica (CDB), la Convención Macro de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) y la Convención de las Naciones Unidas para la Lucha contra la Desertificación (CNUDL). El PPD es un programa corporativo del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés) que propone apoyar a los países signatarios de estos acuerdos multilaterales de ambiente mediante el financiamiento de iniciativas comunitarias que puedan articularse con programas nacionales, regionales e internacionales que visibilicen su aporte a las problemáticas mundiales.

Una de las áreas focales del GEF en las que trabaja el PPD es la de Conservación de la Biodiversidad en el área temática de Manejo del Recurso Hídrico.

En Costa Rica una de las organizaciones comunitarias más importantes en la promoción de la conservación de los recursos naturales y en particular, del recurso hídrico son las Asociaciones Administradoras de Sistemas de Acueductos y Alcantarillados Sanitarios (ASADAS). Las ASADAS son órganos locales constituidos como asociaciones que, por delegación del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) administran, operan, dan mantenimiento y desarrollan sistemas de acueductos y alcantarillados en aquellas comunidades en las que ni el AyA ni la municipalidad respectiva, prestan los servicios de abastecimiento de agua potable y saneamiento.

El PPD se ha propuesto mejorar la gobernabilidad y fortalecer la gestión de las ASADAS para prevenir la crisis del agua. “Por crisis nos referimos a las amenazas que ponen en peligro el acceso a los recursos de agua dulce potable por parte de amplios sectores de la población, ya sea debido al crecimiento demográfico, a la mayor demanda del recurso para actividades productivas o la creciente contaminación de las fuentes” (PNUD 2013).