Proyecto

Fomento de prácticas agro-conservacionistas como alternativa que contribuye a mitigar la degradación de la Cuenca del Río Jesús María.

Ficha técnica: 
Área temática: 
Número de Proyecto: 
COS/SGP/COMDEKS/2014/004
Nombre de la organización: 
Asociación de Desarrollo Integral de Berlín de San
Abreviación: 
ADI BERLIN
Fecha de inicio: 
11 de Julio, 2014
Fecha de finalización: 
30 de Septiembre, 2015
Monto del proyecto: 
50,000

Objetivo del proyecto: 

Fomentar la recuperación de las tierras degradadas de las comunidades de Berlín, Río Jesús y Quebrada Honda, pertenecientes a la cuenca del Jesús María a través de la implementación de prácticas agro-conservacionistas que coadyuven a su vez al mejorami

Resumen Ejecutivo

El  Programa de Acción Nacional (PAN)  desarrolló una Metodología de priorización de cuencas degradadas por medio del uso de indicadores biofísicos y socioeconómicos, al aplicar esta metodología, se obtuvo una selección de 9 áreas degradadas, siendo la cuenca del río Jesús María la que se encuentra en peores condiciones. De esta manera, los pequeños productores que habitan en la cuenca enfrentan agudos problemas de degradación de tierras y rendimientos reducidos como resultado de la explotación excesiva de la tierra disponible en actividades como ganadería y cultivos en sitios inadecuados y sin las técnicas apropiadas. Utilizando la cartografía existente, la cuenca presenta un 19,6 % de sobreuso de sus tierras y un 16 % con señales de sobreuso severo debido, principalmente, al uso ganadero en áreas que deberían estar bajo cobertura boscosa, mientras que el 10 por ciento de la tierra está subutilizada.

La Cuenca del Río Jesús María tiene una extensión de 377 Km² y se compone de varias sub cuencas como Paires, Jesús María, Surubres y Machuca, diseñadas en sus cuencas altas en un complejo patrón dendrítico, de alto perfil topográfico, de formas alargadas o rectangulares y que tienen origen en la cordillera o Fila Monte del Aguacate. La quinta subcuenca es el Río Cuarros, de poca longitud y nace en las tierras planas de Coyolar, Orotina. Tiene una población de 16.875 habitantes  y depende directamente de los recursos naturales para su subsistencia; un 57,5 % de su territorio está dedicado a la ganadería extensiva, un 13,8% a actividades agrícolas y 28,7% es bosque en diferentes etapas de sucesión natural.

Según el Informe de evaluación de línea base y estrategia del Programa país COMDESKS , la cuenca alta está ocupada por plantaciones pequeñas plantaciones de café, pero en su conjunto se podría clasificar como un solo paisaje de policultivo de café realizado por pequeñas familias campesinas.  La mayor parte de los cafetales están  en sistemas con sombras o agroforestales  con otros cultivos. En la cuenca alta y media existe un muy mal diseño de los caminos públicos y privados con taludes muy inclinados y sin coberturas vegetales, pendientes mal trabajadas, incorrecto desfogue de aguas, trazado sin ingeniería, cortes o terrazas que producen cárcavas, lastrados superficiales que se lavan constantemente y poco mantenimiento. Todo ello aumenta los procesos erosivos ya existentes, aunado a ello los productores no cuentan con capacitación, conocimientos técnicos y recursos financieros para implementar prácticas agro-conservacionistas que contribuyan a la mitigación de los problemas antes citados.

Ante este contexto de la cuenca, la Asociación de Desarrollo Integral de Berlín como una de las organizaciones presentes en la cuenca, que aglutina a más de 156  productores presenta la propuesta “Fomento de  prácticas agro-conservacionistas como una alternativa que contribuye a  mitigar la degradación de la tierra de la Cuenca del Río Jesús María”, que tiene como objetivo general:  “Fomentar  la recuperación de las tierras degradadas de las comunidades de Berlín, Río Jesús y Quebrada Honda, pertenecientes a la cuenca del Jesús María a través de la implementación de  prácticas agro-conservacionistas que coadyuven a  su vez al mejoramiento de los modos de vida sostenible de las personas de estas comunidades.”. La iniciativa se llevará a cabo en tres comunidades situadas en la cuenca alta del Río Jesús María: Berlín, Río Jesús, Quebrada Honda con un total de 45 productores. Como metodología para la selección de los participantes del proyecto, se tomó como base el diagnóstico y conocimiento del ASA-San Mateo que tiene más de 20 años de trabajo en la región.

Con la implementación de esta iniciativa se espera: los productores participen de cursos de capacitación  e intercambios de experiencias  en técnicas y prácticas de conservación de suelos en sus fincas de manera teórica y práctica. Algunas de las técnicas de conservación de suelos que se estarán implementando con el proyecto son las siguientes: Canales de guardia, acequias de ladera, aplicación de abonos orgánicos, aplicación de carbonato de calcio, elaboración de terrazas individuales y sistemas agroforestales.